Logon 6 Mindo.aspx

    Viajar hasta Mindo es una aventura diferente para descubrir un mundo diferente, un mundo que de la nada se forma entre neblina y árboles a poca distancia de la templada y bastante seca ciudad de Quito. Su ecosistema es único, ubicado en un nicho de la ladera andina a 1250 metros sobre el nivel del mar, en la bioregión del Chocó, reconocida por científicos como una de las regiones naturales más biodiversas del planeta. Por este motivo, la razón para visitar Mindo es, generalmente, la de buscar un contacto con su ecosistema único, conocer su fauna y flora y sentir el aire puro de sus bosques y cascadas. Aquí te contamos algunas de las actividades que puedes realizar en los alrededores de este simpático pueblo selvático.
     
    TIP LOCALIZA: Una buena idea es siempre llevar botas de caucho, que son aún más eficaces que los botines de trekking usuales frente al lodo que a veces se forma en los senderos.
     
    SABÍAS QUE… Mindo ha ganado en varias ocasiones el conteo de aves navideño a nivel mundial, ¡registrando récords de casi 500 especies observadas en un solo día! (Más de la mitad de las especies que existe en toda Europa)… 

      Observar aves

      Fueron las aves las que le dieron su fama a este pequeño poblado, hace medio siglo tan solo un villorrio perdido entre los árboles del bosque nublado de los ríos Mindo y Nambillo. Cientos de apasionados de las aves le han otorgado su reputación como uno de los lugares más importantes del mundo para ver aves. Tucanes, colibríes, quetzales, loros y el singular Gallo de la Peña son algunas de las exóticas maravillas que esperan.
      Escuchar sapos
      Si te quedas en Mindo la noche, podrás realizar caminatas nocturnas en el bosque, una actividad fascinante llena de misterio y maravilla. Algunos hostales como Mindo Lago ofrecen “conciertos de sapos”, básicamente una caminata para apreciar la relajante sinfonía sonora del entorno natural, liderado por los concertistas, sapos de toda especie, y sus acompañantes que, desde insectos hasta lechuzas, animan las horas crepusculares.
       
      Ver mariposas
      Existen dos mariposarios en el pueblo de Mindo, lugares que a más de estar llenos de maravillosas mariposas de todos los colores, nos enseñan sobre la biología de este fascinante y hermoso insectos y en vivo y en directo revelan su metamorfosis de oruga a maravilla alada. Podrás verlos, incluso, saliendo de sus capullos. Son excelentes lugares para visitar en familia.
       
      Bañarse en las cascadas
      Cruza una tarabita que “sobrevuela” el frondoso dosel del bosque hacia el otro lado del río Nambillo, una experiencia inolvidable de por sí, que podrás combinar con caminatas en bosque nublado hacia una serie de cristalinas cascadas, ideales para disfrutar en familia. ¡No olvides tu traje de baño!
       
      Probar chocolate
      Existen varios lugares para probar el excelente chocolate que se produce en este pequeño pueblo. No olvides de visitar Quetzal (donde también ofrecen un delicioso brunch de fin de semana) para realizar un tour de la fábrica de chocolate y degustar sus deliciosas barras de chocolate negro.