Logon 5 Guayaquil.aspx

    Visitas en naturaleza cerca de Guayaquil


    Guayaquil es la ciudad más grande y ajetreada de Ecuador (sin lugar a dudas, el eje comercial del país) pero algo que realmente la hace especial es su naturaleza tropical y el hecho de que está ubicada en un ecosistema lleno de manglares, esteros y fabulosos bosques llenos de especies asombrosas. El Golfo de Guayaquil es, incluso, la cuenca hídrica más grande de la costa del Pacífico de Suramérica y ello ofrece, a pesar del asfalto y hormigón, un verdor lleno de vida y belleza. Con sólo conocer una de estas joyas naturales, te encontrarás con una perspectiva que no esperabas de esta alborotada y divertida ciudad litoral.

    TIP LOCALIZA Para lograr experimentar el mundo natural cercano a Guayaquil, es sabio realizar las visitas lo más temprano en la mañana posible, cuando la mayoría de animales se encuentran en actividad. 
    SABÍAS QUE… hace cien años, los guayaquileños más fornidos se aventuraban a las orillas del río para luchar con los lagartos que merodeaban estos entornos. Hoy, todos se han retirado

      Parque Histórico
      La manera más fácil de conocer el mundo natural de Guayaquil es visitar el Parque Histórico, un lugar único que es tanto museo al aire libre como zoológico y centro de rescate de animales locales, que ofrece una mirada al pasado de la ciudad, desde su realidad natural a su legado histórico, donde incluso se han reconstruido los edificios clásicos de madera que alguna vez poblaron el casco colonial, tabla por tabla. Observa poderosas águilas arpías, tigrillos, venados, monos y el gran cocodrilo que hace doscientos años era numeroso en las orillas del río.

      Santay
      Cruzando un puente peatonal del sur de la ciudad, uno accede a Santay, una isla verde ubicada al frente de Guayaquil, donde la comunidad local organiza visitas en los manglares cercanos y que cuenta con un simpático paseo en naturaleza.

      El Morro
      A unos 10 minutos del pueblo costanero de Playas Villamil se encuentra un refugio de manglares muy especial, conocido por ser un lugar dónde delfines se acercan a comer. La comunidad local ofrece recorridos a varios brazos de mar de este entorno manglero único donde podrás ver garzas y pelícanos y, según el tiempo, delfines que activamente se desplazan a través del agua en busca de crustáceos y peces que visitan esta zona llena de vida natural.

      Cerro Blanco
      Un bosque muy especial ubicado a sólo veinte minutos del centro de la ciudad, donde habitan desde venados a jaguares. Sus senderos en medio de bosque pueden, con suerte, ofrecer vistazos de hermosos papagayos, loros y caciques, al igual que monos aulladores, pequeños riachuelos donde, temprano en la mañana, llegan venados de cola blanca a beber. Un verdadero oasis de la ciudad más grande del país.
      Manglares Churute
      Ubicado hacia el sureste de la ciudad, Manglares Churute, una reserva sobre la vía a Machala a muy poca distancia de Guayaquil, ofrece paseos en bote a través de sus saludables manglares. Quizás la especie más especial de este entorno es el Gritador Unicornio, un ave muy especial del tamaño de un pavo, que lleva en la cabeza un cuerno y una coloración albinegra muy característica… es quizás la población más saludable y fácil de acceder de todo el país de esta especie.

      Puerto Hondo
      Puerto Hondo es una comunidad ubicada al frente de Cerro Blanco, a tan solo 20 minutos del centro de la ciudad sobre la Vía a la Costa. Aquí, un balneario local se abre hacia un brazo de mar y manglar lleno de actividad, especialmente temprano en la mañana, cuando aves vadeadores, incluyendo las fantásticas espátulas rosadas, coloridas garzas y el singular ibis blanco, buscan alimento en lodazales y entre ramas. Los lugareños ofrecen paseos en barco hacia los lugares donde estas aves se concentran.